El Making Of de un viaje a Malasia (1ª Parte)

Si hay algo que no soporto de mi curro es el tener que pillarme las vacaciones por huevos el mes de Agosto. No os penséis que es lo único, que va, en el hemisferio salvaje de mi cerebro se agrupan otras 137 cosas que no soporto de currar, aunque también he de reconocer que en mi pequeño y maltratado hemisferio racional reposan 4 cosas que si me gustan de ello. Pero seguramente lo de las vacaciones en Agosto es lo que peor llevo. No hay nada bueno de pillarlas el mismo mes que medio mundo: los precios se disparan, los lugares se abarrotan, la improvisación la tienes que dejar para tiempos mejores si no quieres acabar durmiendo en la parada de un autobús dependiendo de a dónde te dirijas, por no hablar, claro, de que, casualmente, el mes de agosto acostumbra a ser el mes elegido por todos los colectivos que trabajan en los aeropuertos para convocar huelgas, con la razón en la mayoría de los casos, nunca me quejaré de ello, pero que hace que tengas que preparar todo con más esmero si no quieres un sustito de última hora.

Pero en fin, hasta nuevo click de mi cerebro toca adaptarse a ello, al final, mucho tampoco me puedo quejar ya que durante el año también hacemos alguna que otra escapada y además, cualquier viaje es bienvenido, sobre todo si se trata de un viaje de tres semanas: un señor viaje, vamos.

Así que al lío, que viene lo mejor de todo, de cualquier viaje, ya sea de un fin de semana, de una semana o de un mes entero: toca decidir dónde vamos!!

Venga a darle caña a la imaginación, a revolver mi famoso baúl de los sueños, a rescatar todos esos viajes pendientes que hay agrupados en la V de verano, toca viajar desde el sofá, y eso me pone muchísimo, no lo voy a negar.

Este año en concreto, además, se da el hecho de que es el primer viaje en mayúsculas de Adri. Parece que poco a poco va prendiendo en ella la llama viajera y eso me encanta, lo reconozco, con lo que escoger un buen destino es aún más importante para no apagar de golpe ese fuego. Este año, nada de liadas ni marrones, vamos a disfrutar, ya habrá tiempo para meternos en problemas. Y lo mejor para eso, que ella sea la que elija el destino, no creéis?

Y supongo en que estaréis conmigo que la mejor zona para un primer viaje de este tipo es el sudeste asiático. Da mucho juego, es un mundo totalmente distinto pero no tiene los contrastes que te puedes encontrar en la India por ejemplo o ya ni hablar en África. Las opciones son muchas y, en mi caso, aún me queda un buen trecho por conocer así que no se hable más y vayamos al grano que hay mucho donde elegir.

Rápidamente Filipinas, Vietnam, Camboya y Laos quedan descartadas. Los motivos varios: Filipinas en Agosto no vendría a ser la mejor época para visitar en cuanto a monzones. Vietnam, no me preguntéis el porqué, pero es un destino que no me llama en absoluto (de momento). Camboya me encantó, la verdad sea dicha, Angkor no necesita presentaciones y volvería una y otra vez y, sobretodo, mi paraíso particular, Ko Tonsai, donde descubrí que los Mares del Sur aún son posibles pero donde, lo reconozco, no me atrevo a volver por lo que me pueda encontrar 10 años después. Con Laos fue distinto, descartado por no tener mar, así de simple.

Y con esas se desmarcaban rápidamente 3 destinos: Tailandia, Indonesia (concretamente Bali y Lombok) y Malasia, la gran tapada.

La idea de volver a Tailandia, la verdad, me daba mucha pereza. Entenderme, a ver, me dices mañana mismo nos vamos a Tailandia y te digo venga dale que perdemos el avión, ahora, me das a elegir y seguramente del sudeste asiático estaría en última posición si de mí dependiera. Que es un pasote de país y que, seguramente, para una primera toma de contacto con el sudeste asiático es el país perfecto pero no, que va, no me marcó en absoluto y prefiero antes cualquier lugar que no conozca que volver a Tailandia. Para mi Tailandia se ha convertido en un parque temático enorme y si puedo elegir entre otros lugares dudo que me vuelva a ver. También igual el hecho de que llegáramos a Tailandia desde la India y luego viniera Camboya la dejó en una muy difícil posición, no sé, al final tarde o temprano nos volveremos a encontrar e igual me deja un sabor de boca distinto pero ahora, en este viaje, no será.

Así que ya tenemos finalista. Por un lado, Bali y Lombok y por el otro, Malasia.

Y con cual nos quedamos, pues aquí, como siempre, la cosa ha ido cambiando una y otra vez. Que si ahora Bali, que si ahora Malasia, que si ahora Bali, que si ahora Malasia. Al final se trata de ir mirando y mirando, montando itinerarios, que es lo que más nos apetece, hasta que llega el día. Y al final, como muchas otras veces, la cosa se decide por casualidades o sensaciones, llámalo como quieras pero lo cierto es que a la hora de ir a comprar los billetes de avión Malasia ya estaba por delante y solo hizo falta que estos fueran bastante más económicos hasta Kuala Lumpur que hasta Dempasar para acabarnos de decidir.

El Gran día

Sábado por la mañana, 21 de enero, frio que te cagas fuera de nuestra isla que era nuestra cama y Skyscanner a todo trapo. Venga vuelo por aquí, venga vuelo por allá, qué, como lo ves? está bien, no? Que si, que no, que venga, que dale, Comprar!!!

Y ya tenemos billetes Joder!! Con una duda de última hora ya que Skyscanner nos redirigía a BudgetAir y con ellos la diferencia de precio con otras agencias era bastante considerable y eso nos hacía dudar pero después de alguna consulta y de ojear comentarios por internet nos tiramos a la piscina y que le peten al frío de enero: en unos meses nos vamos a Malasia! Menudo subidón!

Volaremos con Turkish Airlines el sábado 12 de Agosto y haciendo una escala larga en Estambul desde las 10 de la mañana hasta la noche para poder volver a pasear por sus calles y reencontrarme con aquellas historias del pasado que dejamos aquí sin terminar. No en vano, pasé prácticamente un mes entre una cosa y otra intentado que me dieran el visado para Irán y dieron de mucho esas semanas así que mejor imposible, volverme a reencontrar con Estambul.

Además estos de Turkish, como sus escalas en Estambul suelen ser bastante largas, ponen a disposición de sus pasajeros un servicio de tours turísticos por la ciudad que incluyen las entradas a los monumentos e incluso las comidas o, si lo prefieres, un hotel para que descanses hasta que salga tu vuelo. No está nada mal aunque, al menos a la ida, lo más probable es que vayamos por nuestra cuenta a visitar la ciudad para así poder ir a los lugares que nos apetezca. Después a la vuelta, ya que también hacemos una escala larga en Estambul igual ya probamos eso de los tours a ver qué tal son y así os lo podemos contar.

Y después del aperitivo que será la ciudad turca, el 13 de agosto llegamos a Kuala Lumpur para quedarnos en el país hasta el día 1 de setiembre, fecha en que nos toca ya volver.

Y todo por 600€ cada uno. No está nada mal, teniendo en cuenta las fechas en que viajamos así que al final contentos, billetes comprados, Asia de nuevo en el horizonte y todo una ruta por crear….

Itinerario previsto

Y con Malasia también cierro un algo pendiente que tenía desde hace diez años, cuando por la mierda de burocracia nos quedamos sin poderla recorrer en nuestra furgoneta y nuestro paso por ella se limitó a un autobús que nos llevó desde Singapur hasta Tailandia.

Nos decidimos por la malasia peninsular, Bornea ya será otra historia que tendrá lugar más adelante, cuando la podamos disfrutar los dos al 100% y empezaremos catando los bocados más digeribles para una primera toma de contacto.

El itinerario, como siempre, como todos, ha cambiado una y mil veces y, lo más probable, es que lo siga haciendo hasta el día de llevarlo a cabo pero ya podemos decir que más o menos, a grandes rasgos será algo así:

https://www.tripline.net/map?tripId=3310000032321013B80988D8B2347125&onSite=0

Kuala Lumpur

La idea es estarnos los tres primeros días en Kuala Lumpur para ver que se cuenta la ciudad, no sé muy bien que nos vamos a encontrar ya que después de haber estado en Singapur y en Bangkok me da a mí que cualquier comparación con ellas se quedará pequeña pero también servirá para sacarnos un poco la tontería del Jet Lag y habituarnos al clima, la comida y demás.

Pulau Tioman

Y después de la ciudad cambiaremos de tercio por completo para encontrarnos con esta isla de la que todo el mundo habla maravillas. Relax, fondos submarinos de los mejores y más accesibles de Malasia, playas de ensueño, todo esto es lo que esperamos encontrarnos en Tioman donde pasaremos otros tres días.

Pulau Perhentian

Seguramente uno de los platos fuertes de este viaje. Hace diez años que escuché hablar de ellas por primera vez y, entonces, la gente se refería a ellas como el paraíso perdido. Se de ciencia cierta que desde entonces mucho han cambiado pero espero que aún sigan teniendo parte de esa esencia que en su día hacían que lo ojos de la gente que hablaba de ellas se iluminaran. A ver que no encontramos pero espero que nos guste porque tenemos pensado tirarnos 6 días aquí.

Taman Negara

Otro de los pendientes de aquel viaje de 2008/2009. Perdernos en una de las junglas más antiguas del mundo era un imprescindible aquella vez y lo es ahora. La idea es un poco ver que nos encontramos allí e improvisar pero perdernos por su densa jungla es uno de los principales alicientes del viaje. Tres días en este parque nacional.

Cameron Highlands

Estas plantaciones de te del centro del país nos servirán ya para encarara la recta final de nuestro viaje y para, esperemos, refrescarnos un poco de las altas temperaturas. Algúna que otra excursión, alguna visita a alguna plantación de té, quien sabe si poder ver a la Rafflesia, la flor más grande (y pestosa por lo que se ve) del mundo. Tres días más.

Malaca

Y nuestras dos últimas noches las pasaremos en esta bonita ciudad colonial, a tiro de piedra ya de nuevo de Kuala Lumpur, para despedirnos lentamente, paseando por sus callejuelas, aspirando con fuerza sus olor para que nos dure lo máximo posible, disfrutando de sus cafés, sin prisa, mirando que el tiempo pase lo más lentamente posible, aunque, de bien seguro, ya con nuevos planes en la cabeza, esos que siempre hacen más llevaderas las vueltas, cualquier vuelta a casa.

Obviamente que nos dejamos mucho por ver, al fin y al cabo son tres semanas y no nos dan para más o, mejor dicho, no queremos que nos den para más. No queremos ir excesivamente rápido a nuestro paso por los sitios y se quedarán en el camino sitios como George Town y Langkawi, que dejaremos para otra visita posterior, las luciérnagas de Penarik, Kota Barhu o Kuala Terengannu. Sabemos que viajar es elegir, y más si tenemos el tiempo limitado que, como nosotros (por ahora) tenemos, pero vamos a jugar, eso seguro.

Las maquina ya está en marcha y ahora quedan los aspectos más prácticos de cualquier viaje: que si hoteles, que si coches de alquiler, que si autobús, que si vacunas, que si seguros, todo eso que ya lo veremos en la siguiente parte de este Making Of. Ahora, de momento, toca soñar y lo más importante, atreverse a despertar…

A Volar!!

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s