Crónicas del Danubio. Etapa 5: Dillingen – Neuburg an der Donau

Como ayer os conté, el camping donde paso la noche está justo a orillas del río, quizás a menos de 5 metros del agua, pues bien, este hecho, esta mañana, nada más salir, ha significado el primer gran marrón del viaje. De forma indirecta, claro, el río no ha tenido absolutamente nada que ver.

Resulta que algún pescador gracioso, por llamarlo de alguna manera y no cagarme en sus muertos, dejó el hilo de pescar que se le debió quedar atascado por allí tirado, en la orilla, y a que no sabes dónde ha ido a parar? Exacto, en mi bici.

No llevaba recorrido ni 200 metros que de repente el hilito de los huevos se ha enrollado en mi rueda delantera hasta el punto de bloquearla por completo. No me he caído en el Danubio de boca de milagro. Eso sí, el tarrascazo no me lo ha quitado nadie pero lo peor de todo ha sido luego desenredar todo el cristo que había liado, y claro, como los pececitos del Danubio no es que sean precisamente pequeños, pues el hilo tampoco lo es. No veas, vaya manera de empezar el día.

26/08/2015 Etapa 5: Dillingen – Neuburg an der Donau (72,2km) [329,4 km]

Por lo que a la ruta se refiere, los primeros 10 km del día son preciosos, siguiendo la orilla del río por pistas sin asfaltar y por donde, no os engaño, no me he cruzado a absolutamente nadie.

Empezamos...!!

Empezamos…!!

Después de estos 10 km, dejas el Danubio a un lado para meterte de lleno en el pueblo de Höchstädt, con su encanto y sobretodo un palacete que hay a las afueras que no está mal.

Höchstädt

Höchstädt

Palacete a las afueras de Höchstädt

Palacete a las afueras de Höchstädt

Lo que sí que es cierto es que, si bien ayer fue toda la etapa absolutamente plana, aquí el Danubio hace de las suyas y se mete por valles que la única manera de cruzarlos es subiendo y bajando, subiendo y bajando y esta es un poco la tónica que nos encontraremos el día de hoy.

De todas formas, antes de meternos en el meollo, os recomiendo una cosa. A la salida de Gremhein, justo al cruzar por enésima vez el Danubio, a mano izquierda, hay como una especie de canales naturales de agua, que la gente de la zona a habilitada para que sean unos baños de puta madre.

Spa natural

Spa natural

Yo me he encontrado a un abuelito de aquí que no ha parado de hablarme en alemán aunque estaba claro que no le entendía ni papa y que me ha enseñado como se hacía todo. Primero los pies, por una especie de canal empedrado y sobre todo a contracorriente. Luego levanta una pierna hasta que salga del agua y luego la otra, como si caminaras un poco a lo Monty Pyton y sus andares raros.

Relajando las piernas...

Relajando las piernas…

Y después lo mejor. Arriba del meandro hay como una especie de bomba de mano de esas antiguas, sabéis? Pues el hombre, que tendría unos 70 años se ha puesto a bombear como un cabrón hasta que ha empezado a salir el agua e ir por un tronco vaciado que termina justo en mi vertical con lo que todo el agua ha ido a caer encima de mí. No veas con el abuelo, eso sí, me he quedado como nuevo.

Ahí el abuelo preparándome la ducha...

Ahí el abuelo preparándome la ducha…

Después de esto viene un tramo de carretera un poco pesado pero que te deja a las puertas de la preciosa Donauwörth, una de las localidades más bonitas por las que pasaremos hoy, y de las mejor conversadas (o mejor dicho, reconstruidas) de todo el recorrido.

Puerta de entrada a Donauwörth

Puerta de entrada a Donauwörth

Tener en cuenta que Donauwörth, en la confluencia del Danubio con el Wörniz, es una de las pocas localidades que mantiene intacta casi toda su muralla así como 5 torres de vigía. Además, su casco antiguo, es de los de mayor tamaño que he visto hasta ahora aunque con un inconveniente, y es que no es peatonal y el barullo es considerable. Aún así ni lo penséis y dedicarle una horita de vuestro tiempo, no os decepcionará.

Donauwörth

Donauwörth

Donauwörth

Donauwörth

Donauwörth

Donauwörth

Donauwörth

Donauwörth

Y ahora, a partir de aquí, empieza la fiesta. Los primeros 10 km al salir de Donauwörth son así tontos, que no se les puede llamar subida pero tampoco es plano y te van minando la moral pero lo divertido empieza para llegar a Altishem y, sobretodo, la rampa de entrada a Leitheim. Eso no se hace, y además con la que cae hoy. No veas con la subidita, como mínimo está asfaltada que sino la hubiéramos liado.

Leitheim

Leitheim

De todas formas es solo un apretón y al llegar arriba tienes una enorme recompensa en forma de unas vistas del valle de Danubio de escándalo.

Panorámica del Danubio des de  Leitheim

Panorámica del Danubio des de Leitheim

Y si piensas que lo duro ya ha pasado te equivocas. Lechsend, Marxheim, Bertoldsehim, Stepperg. Todos ellos encantadores pueblos que tienen escondidas para ti fabulosas rampas para sacarte de punto.

Solo es después de este último pueblo que te puedes relajar un poco ya que, obviamente, ahora toca bajar. Lo malo es que las bajadas son por caminos de tierra con lo que no te puedes regalar lo que te gustaría, y más si vas con neumáticos semilisos como yo, pero al menos para coger aire ya sirve.

De vez en cuando te topas con algún antiguo palacete

De vez en cuando te topas con algún antiguo palacete

Los últimos quilómetros son en particular bonitos ya que cruzamos, de nuevo a orillas del Danubio, la Reserva Natural de Finkenstein con sus bosques infinitos y sus paredes de caliza que van quedando a nuestra espalda.

Paisajes del Danubio

Paisajes del Danubio

Cisnes y más cisnes. Escenas típicas del Danubio

Cisnes y más cisnes. Escenas típicas del Danubio

Desde aquí ya podemos decir que hemos llegado, solo os queda cruzar de nuevo el Danubio y entrar en la bonita Neuburg an der Donau.

El camping queda a mano izquierda y está señalizado con lo que es imposible perderse. Y en la misma tónica. Es el club de kayak de la ciudad y como sobra espacio han aprovechado para montarlo. Y, también en la misma tónica, no hay ni dios. Ya estoy acostumbrado a esto, en un rato empezarán a llegar los ciclistas y hacia media tarde llegará alguien a cobrar. A mí ya me va bien porque así me ducho solo, cago solo, enchufo todos los trastos a cargar solo. Y luego, cuando empieza a llegar la gente ya estoy listo para irme a ver la ciudad y puedo dejar mis cosas tranquilamente en la tienda porque sé que hay siempre gente por ahí dando vueltas.

Aquí está mi casa durante el día de hoy...

Aquí está mi casa durante el día de hoy…

Y dicho y hecho. En la tranquila explanada de césped donde hace apenas un par de horas no había absolutamente nadie, ahora hay, creo haber contado, que ni más ni menos que 12 tiendas! Hoy es el record pero con diferencia además. Y mientras ellos montan, yo me voy a conocer Neuburg.

La verdad es que Neuburg tiene uno de los centros históricos más encantadores de los que he visto hasta ahora, con un gran palacio que domina todo el rió y que sirve de puerta de entrada al Alstatd. Otra de las cosas buenas de la ciudad es que los Bier Garten crecen como las setas, en cada esquina hay uno, y eso hace que la ciudad tenga una vida más animada que el resto, que no nos engañemos, la alegría de la huerta no es que sean.

Vistas des de el Camping

Vistas des de el Camping

Fortaleza de entrada al Alstadt

Fortaleza de entrada al Alstadt

Neuburg

Neuburg

Detalles de las calles de Neuburg...

Detalles de las calles de Neuburg…

Con todo esto un par de horas, entre paseo y cerveza y paseo y cerveza ya te dan con lo que a la que se pone el sol, y le haces las fotos de rigor al palacio desde el paseo que da el río, el tiempo de la cena ya lo tienes encima.

Neuburg la nuit

Neuburg la nuit

Justo al lado del camping tenemos un restaurante con terraza y buena música donde, por primera vez en este viaje, me animé a comer como dios manda. No me puedo quejar, una tabla de embutidos y quesos (pensar que pido a ciegas ya que todo está en alemán, me podrían haber traído cerebro de gato al horno y me hubiera quedado igual) y una especie de codillo al horno con guarnición por tan solo 18€ más los 6€ de las dos cervezas de medio litro que cayeron. Una vez al año no hace daño, coño.

Y con esto ya sí que para poco más estaba, solo quedaba meterme en la tienda y 3, 2, 1….a dormir….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s