Évora, o la historia de Portugal hecha ciudad

14/8/2014

Lisboa-Évora (183 km)

Sí que es cierto que, al menos yo, no estoy acostumbrado a cruzar un puente de las dimensiones del que en este momento nos estaba sacando de Lisboa y si a eso le sumas el ser una copia idéntica al Golden Gate de San Francisco pues la historia tiene su gracia pero lo que realmente importaba era el hecho de que al cruzar este puente empezaba una nueva etapa del viaje. Una etapa en la que cambiaba la soledad (con permiso de la Fona, claro está, aunque últimamente no me estaba dando mucha conversación que digamos) por la compañía de mi amigo Víctor, con lo que eso significaba, es decir, principalmente compartir espacio y decisiones vamos. La verdad es que me apetecía, tanto dejar de viajar solo durante unos días como el hecho de que mi acompañante fuera Víctor, por unas cosas o por otras hacía mucho tiempo que no podíamos compartir una experiencia como esta así que allí nos encontrábamos, con Lisboa a nuestras espaldas y entrando en el Alentejo, la mayor región de Portugal (ocupa casi un tercio de todo el país) y sin duda una de las más variopintas. Que te apetece montaña, pues no te la acabas, que ahora quieres playa pues más de lo mismo: algunas de las mejores playas de Portugal están en sus costas. Que te apetece un poco de cultura, pues en los pueblos del interior se puede leer la historia de Portugal des de hace miles de años con solo echar una ojeada a sus paredes, ahora quieres marcha? Pues dale, marcha. Gastronomía? Por donde quieres empezar? Carne? Pescado? En definitiva teníamos por delante un abanico de posibilidades así que sin duda aburrirnos, lo que se dice aburrirnos, no nos aburriríamos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Nuestro primer destino, antes de ir a buscar el Parque Natural do sudoeste Alentejano e Costa Vicentina era la ciudad de Évora, situada en el alto Alentejo y que está considerada una de las ciudades medievales mejor conservadas de todo Portugal pero antes de eso teníamos una cita con la historia más primitiva en el espectacular Cromeleque dos Almendres.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Una vez dejada la autopista y ya en la carretera nacional que te lleva hasta el centro de Évora, a unos 10 quilómetros antes de llegar a la ciudad te encuentras el desvío hacia este conjunto megalítico, el más importante de toda la península ibérica i que sin duda no te puedes perder. Los 4 quilómetros de pista de tierra cruzando campos de encinas bajo un calor extremo que dificulta hasta la respiración se quedan en nada una vez te encuentras en medio de los casi un centenar de monolitos de granito dispuestos en círculos sobre una ladera que se abre en medio del bosque y que datan de hace unos 5.000 o 6.000 años. No se sabe el significado de estos grupos ni quién los edifico pero lo cierto es que es una experiencia magnifica estar allí en medio y más aún si te ocurre como a nosotros que hemos llegado y no había absolutamente nadie. Una suerte porque a los pocos minutos de llegar han empezado a llegar los turistas y han roto la magia pero nuestro momento de intimidad ya no nos lo podía quitar nadie.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Después de esto, y a las puertas los tres de un golpe de calor ya nos hemos acercado hasta Évora para empezar con la rutina, y en primer lugar, como siempre, está el buscar patio para nuestra casa con ruedas. La verdad es que no nos hemos matado mucho debido a que lo único que queríamos era poder refrescarnos y el primer camping con piscina que no hemos encontrado pues para allí que nos hemos ido. La verdad es que ha sido una decisión tomada con el calentón, y nunca mejor dicho, pero después de pagar los 23 € que cuesta el camping de Orbitur de Évora nos hemos arrepentido ya que ni mucho menos lo vale. No está mal del todo, y tiene piscina que era la razón de más peso en el momento que hemos llegado pero las sombras la verdad escaseaban y la parcelas eran meros descampados donde tenias que buscarte la vida para enchufar la furgoneta y poderla aparcar de plano. Es lo que tiene improvisar: a veces lo aciertas i a veces no.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Y ahora ya sí, con la temperatura corporal a un nivel más humano salíamos del camping en dirección a la fortaleza de Évora situada a escasos dos quilómetros del pueblo. El primer asentamiento que se conoce aquí en Évora data del 53 a.c. así que imaginaros todo lo que te puedes encontrar en ella. Además tuvo si propia edad de oro des del siglo XIV al XVI cuando incluso fue sede arzobispal y hasta tuvo su propia universidad. Pero al final todo llega a su fin y fue precisamente eso, su declive, el que la ha mantenido intacta hasta nuestros días ya que la especulación urbanística aquí no ha tenido cabida alguna y eso hace que en sus calles te puedas encontrar el más completo repertorio de edificios históricos, des de templos romanos, castillos medievales o catedrales con casi 1.000 años de antigüedad.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Nuestra idea era empezar por la macabra capilla de los huesos pero como no podía ser de otra manera, la primera en la frente: estaba cerrada. Resulta que el mes de Agosto, cuando la capilla recibe más visitantes cierra ni más ni menos que a las 17:30 de la tarde así que lo tendremos que dejar para mañana antes de partir pero bueno, si todos los problemas fueran estos bienvenidos sean.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La clave de Évora es, simplemente, pasear. Vayas donde vayas sus calles y ya son un espectáculo en sí, conservando la esencia ancestral de sus días. Y de esta guisa pasamos la tarde: que si Igreja da Graça, Jardim real, que si ahora Catedral y Castelo Velho. Mención aparte merece el templo romano de Diana, situado en lo alto de la colina en donde está construida Évora y está enclavado justo al lado de la Catedral i de antiguos palacios señoriales con lo que la escena es magnífica.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERA

Con todo esto estuvimos absolutamente toda la tarde hasta el punto de que al final tuvimos hasta que correr para poder llenar la furgoneta de provisiones para pasar estos días.

La verdad es que el día había salido perfecto y el hecho de desviarnos hacía el interior del Alentejo había sido un completo acierto ya que tanto el  Cromeleque dos Almendres como Évora son dignos de visitar incluso de alargar algo más que nosotros la estancia.

Ahora sí que ya en el camping y, cómo no, reventados de todo el día arriba y para abajo una cena rápida y a acabar las ultimas pilas leyendo lo poco que nos permitían los ojos y a dormir que mañana será otro día.

15/8/2014

Nuestra misión hoy era bien clara: Capilla de los huesos primero y ya de camino hacia la costa atlántica para en Anta Grande do Zambujeiro.  Fácil y claro. Así que de bien temprano, y después de otra noche pelando frío como esquimales, desmontamos el campamento y en marcha que no hay tiempo que perder. El llegar a la capilla de los huesos obviamente no tenía ningún misterio ya que nos acercamos ayer hasta ella para que nos cerraran la puerta en los morros así que en nada estábamos pagando los 2 euros por persona de entrada y el euro extra para poder fotografiar en ella y cruzábamos la Iglesia de San Francisco llena de andamios para presentarnos en la puerta de la capilla y a ver qué diablos era eso.

Y la verdad es que me la imaginaba más grande pero no tiene desperdicio.

Al cruzar el marco de la puerta ya puedes leer encima la frase: los huesos que estamos esperamos los tuyos y nada más entrar ya te encuentras con ni más ni menos que 5.000 calaveras puestas de diversas formas y miles y miles de huesos repartidos por las paredes de la estancia. Fue la solución que encontraron los Franciscanos del siglo XVII para aligerar la enorme cantidad de muertos que poblaban los cementerios y de esta manera enviar un mensaje sobre la brevedad de la vida y el destino que en ella todos tenemos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Para acabar de completa el cuadro, al final de la capilla te encuentras el cuerpo disecado de un padre y un hijo colgado de la pared. Cuenta la leyenda que el niño le pegaba a su madre y el padre lo consentía así que decidieron colgar a los dos juntos de la pared para recordar el castigo al que dicen que dios les condeno. Si, si. Macabro pero cierto.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La verdad es que la visita de la capilla se hace rápido pero repito, no tiene desperdicio.

Aún sin el sol picar de lo lindo como acostumbra a hacer por aquí ya estábamos saliendo de Évora con intención de visitar nuestro segundo objetivo del día, la Anta Grande do Zambujeiro, otro grupo megalítico ya que queríamos repetir experiencia después de la grata sorpresa de ayer pero esta vez no pudo ser. Y no porque hubiera mucha gente ni por qué el sitio no valiera la pena sino por una razón mucho más simple: no tuvimos cojones de encontrarlo.

Miramos el mapa una y mil veces antes de salir y convencidos que íbamos pero que va. Los quilómetros se sucedieron y ese desvió que teníamos que encontrar lo habían quitado. Seguro que alguien se dedicó la noche anterior en quitar las señales y esconder las trazadas de los coches para que no pudiéramos llegar allí así que otra vez será.

Ahora toca enfilar hacia el oeste e ir a buscar la línea de costa que nos llevará hacia el sur pero esto ya forma parte de otra historia así que ya os enterareis.

Una respuesta a “Évora, o la historia de Portugal hecha ciudad

  1. Hi ha qui plora, hi ha qui riu, hi ha qui sent l’adrenalina, però pocs seran els que sentiràn indiferència davant els conjunts megalítics, per cert extesos per tot el bast territori alentejà, o davant la ciutat monumental d’Évora… Viag riure, vaig perdre el riure i em va assaltar una sensació gegant de petitesa, de privilegi. Com seria aquell paisatge quan allà s’hi trobàven per celebrar rituals segurament, per estudiar els astres, o qualsevol altre activitat humana?? Sens dubte que no feia tanta calor…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s